martes, 15 de mayo de 2007

ANOREXIA Y BULIMIA: DOS ENFERMEDADES MENTALES Y MORTALES

¡A mí me paso! Natalia, tiene 19 años y pesa 51 kilos. Hace más o menos 4 años pesaba tan sólo 38. Los padres de Natalia siempre fueron sobre protectores. El papá es el gerente de una compañía muy importante y por esa razón viaja mucho, dejando siempre a Natalia con su mamá. Ella, es una ama de casa, no trabaja y en su tiempo libre sale de compras o va al gimnasio. Mi amiga siempre fue muy buena estudiante, le gustaba hacer deporte y pertenecía al coro del colegio. Cuando Natalia tenía 13 años, sus padres le dieron un hermanito. Este hecho fue crucial y marcó la vida de mi amiga para siempre. Con un bebé en la casa, la atención era toda para él, hecho que Natalia no pudo soportar. Dejó de hacer deporte, en la parte académica desmejoró notoriamente, se volvió muy agresiva y dejó de comer. Pensó que así llamaría la atención de sus padres. La situación se fue volviendo más tensa e incontrolable. Ahora no sólo no comía bien sino que su autoestima se fue al piso. Se veía gorda y pensaba que ya no valía la pena, que ya no era nadie. Empezó a ingerir purgantes. Nunca podré olvidar el día en que Naty se desmayó en la clase de educación física mientras corríamos. Ése fue el comienzo de una larga recuperación. Mi amiga padecía anorexia. La atención que sus padres le brindaban ahora era mínima y evitó que se dieran cuenta de la grave enfermedad que estaba sufriendo su hija. Después de ese día, Natalia estuvo en varias clínicas y con psicólogos. Después de 5 años logró una recuperación parcial, su peso aumentó, su autoestima también. Se graduó del colegio con honores y actualmente está estudiando Derecho. Aun tiene secuelas de su enfermedad pero, por lo menos, hoy puedo decir que mi amiga se salvó. Gracias a Dios, hoy está con nosotros y vive su vida al máximo. Esta historia me conmovió y hoy después de una larga y dura enfermedad espero entender qué fue lo que pasó.

Desde que el ser humano existe, la relación entre él y la comida ha sido una manera de sobrevivir. La subsistencia es el primer paso para dicha relación: las costumbres, los gustos, los afectos, los estados de ánimo son los otros niveles. Cuando ésta relación se ha perdido, estamos hablando de un trastorno alimenticio. Así, un trastorno alimenticio es la alteración del orden regular de la alimentación. Los trastornos del comportamiento alimenticio más conocidos son: la Anorexia y la Bulimia. Estos trastornos son enfermedades psiquíatricas con complicaciones físicas, que alteran el estado normal del cuerpo, poniendo en riesgo la salud física y mental. Con síntomas y tratamientos diferentes, pero tal vez con causas y finalidades iguales, la Anorexia y la Bulimia son enfermedades que pueden llevar a la muerte.

Anorexia significa literalmente “perdida del apetito debido a un desorden mental”. Mucha gente cree que ésta enfermedad es exclusiva de la modernidad pero en la Edad Media se reportaron muchos casos con la misma sintomatología de la anorexia. Tal vez, en aquella época, no se conocía con ese nombre pero las investigaciones muestran pacientes con los síntomas descritos hoy de la anorexia. En nuestros tiempos, los casos de anorexia son cada vez más frecuentes debido al cambio de la sociedad, a la percepción que tiene la sociedad hoy en día de una persona físicamente bella. Por esta razón, sin excluir otras, se puede decir que actualmente los trastornos de orden alimenticio, entre ellos la anorexia están aumentando considerablemente. Así lo demuestra estas cifras[1]de cada 100.000 jóvenes, entre los 15 y los 24 años, de 30 a 40 sufren Anorexia Nerviosa cada año y los estudios prospectivos muestran que estas cifras van en aumento.” Esto convierte a la anorexia en, más que un problema individual, un problema social y de todos.

Según el DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) una persona tiene anorexia cuando se niega a mantener el peso normal que le corresponde según su edad y altura que vendría siendo menos de un 85% de lo que debería pesar según las características anteriores. Presenta síntomas como amenorrea, suspensión del ciclo menstrual por tres periodos consecutivos. Miedo intenso de engordar o subir de peso, sin importar su apariencia delgada. Niega frente a los demás que esta delgada. Permanentemente se siente gorda y no le da mucha importancia a su apariencia física.

La anorexia está catalogada como una enfermedad psiquiátrica en la que la persona tiene una falsa visión de la realidad. “La anorexia no esta motivada por un sentimiento de deseo de verse delgado o hermoso, por el contrario, la obsesión que los anoréxicos desarrollan por no ganar peso es porque se sienten poco atractivos, feos, no merecedores de nada bueno en la vida e inadecuados para ser felices”[2]. Tiene una imagen distorsionada de su cuerpo y no se ve frente a un espejo como realmente es. Cuando se ve a un espejo ve a una persona gorda y fea, a pesar de que la realidad es otra muy diferente. Para estas personas estar gorda es una problema grave, entre otros como el rechazo y el no tener éxito en la vida. Por estas razones dejan de comer adecuadamente, hacen mucho ejercicio y a veces recurren a “ayudas” como los laxantes y purgantes. Estos últimos usados para eliminar más rápido lo poco que ingieren.

Estas personas desarrollan un carácter fuerte para ser firmes en sus decisiones. Esto los lleva a sentirse bien cuando logran “controlar” la comida que llevan a su boca para así perder peso que supuestamente tienen de más. Finalmente “no sienten hambre” porque en su cerebro la palabra hambre no esta asociada con los síntomas físicos, como el dolor de cabeza y la fatiga. La palabra hambre inconscientemente la han borrado de su mente, han perdido la capacidad de reconocer los síntomas del hambre. Esto les “ayuda” a verse ante los demás como personas de una sola palabra, capaces de llevar una dieta balanceada y controlar su peso, razón que les hace sentir con poder.

Llega un momento en la enfermedad en la que los pacientes se aíslan de la sociedad. Esto se debe a que sienten vergüenza de su cuerpo, se vuelven personas irritables, sienten ansiedad, están de mal genio siempre, se vuelven intolerantes con los demás. Se tornan depresivas, muestran variaciones en su estado de ánimo y por lo general, tienen problemas para expresar sus sentimientos. En muchos casos, esto los lleva a desarrollar otras enfermedades psiquíatricas que terminan empeorando la situación.

Por otro lado, la bulimia es otra enfermedad del orden alimenticio y quiere decir “hambriento” ”, pero realmente esta enfermedad no se trata de personas que constantemente estén hambrientas, solo lo están por momentos. Esta es una enfermedad que esta compuesta por tres etapas, la restricción, el atracón o sobrealimentación y la compensación.

La restricción es el periodo en el cual se abstienen de comer cualquier tipo de caloría o cualquier tipo de comida que según su criterio engorda. En esta etapa, tratan de comer saludablemente y llevar una dieta saludable. El atracón o sobrealimentación viene después, en este periodo los bulímicos comen de todo en un corto lapso de tiempo. Por lo general se comen todo lo que se privaron durante la restricción. La perdida de control esta presente y los lleva a comer más de la cuenta. Finalmente, llega el periodo de la compensación. Es aquí en donde el remordimiento no los deja en paz, haciéndolos buscar la manera de compensar todo lo que ingirieron durante la sobrealimentación. Para enmendar lo que hicieron recurren a purgantes, laxantes, diuréticos, exceso de ejercicio y al vomito inducido.

Mientras los anoréxicos restringen la comida por completo, los bulímicos restringen y después comen “En un tiempo récord, la persona puede llegar a engullir a escondidas más de 5000 calorías; los alimentos predilectos son precisamente aquellos considerados "prohibidos": confituras, pizzas, chocolate, etc.”[3]. Esto los hace mantenerse en su peso o aumentar de peso, pero nunca bajar (cosa que es irónica). La razón por la cual los bulímicos no bajan de peso es porque las purgas y el vomito inducido no evitan que las calorías que ingieren durante los atracones sean absorbidas por el intestino.

Al igual que para los anoréxicos, el peso es un factor importante para los bulímicos. Este es sinónimo de triunfo y de aceptación. Motivo por el cual la opinión de los demás es fundamental y la apariencia física lo es todo. Esto lleva a tener conductas como la baja autoestima, la mala relación con las personas alrededor y esto debido principalmente al grado tan alto de irritabilidad. Estas personas se vuelven asóciales, dejan de salir y se aíslan de sus seres queridos ya que sienten vergüenza de su figura y de las cosas que hacen porque a diferencia de los anoréxicos, los bulímicos saben que están haciendo algo mal con la comida. Estas personas también pierden la capacidad de saber si sienten hambre o no. Dejan de asociar la palabra “hambre” con el dolor de cabeza y la fatiga, así finalmente terminan no comiendo o por el contrario comiendo demasiado.

Se podría decir que una causa muy importante en estos trastornos alimenticios son los factores socioculturales, ya que estos hoy en día marcan la vida de las personas de una manera muy profunda. Actualmente vemos como los medios de comunicación (revistas, televisión, radio, vallas publicitarias) nos muestran mujeres flacas que supuestamente tienen la figura perfecta. Eso sumado a la presión social como lo es le éxito. “La imagen que dan los anuncios publicitarios y las series irreales de televisión sobre la mujer es de "superwoman": tiene que tener un cuerpo perfecto, una carrera profesional perfecta, un matrimonio perfecto y ser la madre ideal. Esto, sumado a la asociación de este "éxito" si se está delgado, lleva a algunas mujeres a iniciar dietas restrictivas que pueden derivar a una enfermedad de carácter alimentario” esto afirma Gisela Jiménez, modelo de una revista Mexicana.

Claro esta que no toda la culpa puede ser de los medios. Esta comprobado que para que una persona adquiera una enfermedad siquiátrica debe haber una predisposición. Dicha predisposición esta ahí, es innata, peor no se adquiere fácilmente por medio factores socioculturales. También esta claro que hoy en día, el índice de personas con problemas de anorexia y bulimia es mas alto, llevando a concluir que la presión de los medios y la publicidad hace que se desarrolle mas rápidamente y de manera notoria los factores biológicos y psicológicos en las personas con problemas de trastornos alimenticios.

Concluyo entonces que la anorexia y la bulimia son enfermedades muy serias y graves que no deben pasar desapercibidas. Son enfermedades que reúnen muchos factores psicológicos, biológicos y sobretodo socioculturales. Este ultimo factor siendo el principal problema para la cura de estas enfermedades, ya que la constante presión de la sociedad sobre un individuo puede llegar a ser mortal y definitiva. Las personas que padecen estas enfermedades, son personas que necesitan mucho afecto y atención para tener éxito en el tratamiento. Y no sobra decir que sin un tratamiento a tiempo, la anorexia y la bulimia, pueden llevar a la muerte. “Actualmente, un porcentaje de las personas que tienen anorexia o bulimia mueren debido a las graves alteraciones que sufre el organismo”. Así queda claro que los trastornos alimenticios son enfermedades psiquíatricas y mentales que pueden llevar a una muerte lenta.



[1] Tomado de http://www.saludactual.cl/anorexia/adolescencia.php

[2] Anorexia y Bulimia/ Alejandra Gafado/ editorial norma/ pg. 11

1 comentario:

David TTT dijo...

Hola.
Antes de nada solicitar que nos disculpes por contactar por este medio, pero es
que no hemos localizado un email al cual escribir.





Hemos iniciado un proyecto de colaboración con la Web de la Plataforma para la Fibromialgia,
Síndrome de Fatiga Crónica y SSQM


plataformafibromialgia.org



En una primera fase de concienciación vamos a dar a conocer la especial
problemática que actualmente padecen todos los afectados por esta enfermedad.
Para ello hemos iniciado una campaña de mailings entre nuestros clientes y
asociados.
Si queréis ayudarnos a dar difusión a la campaña solo os pedimos que coloquéis
el código del siguiente banner en vuestro blog o en vuestra web.

Ver el código
 

También, si queréis, podéis incluir vuestro blog o vuestra web en el
subdominio
fibromialgia.concienciate.com
. donde se relacionaran todos los sitios que se
solidaricen con los afectados por esta enfermedad.


Y Si deseas ayudarnos también puedes
reenviar este email a tus amigos.
ENTRE TODOS PODEMOS